El Tour

 

Acontecimientos

12 DE OCTUBRE DE 1492
 
Christophorus Columbus. ÉL como evento porque tenía una melenita la mar de mona.
 
El 30 de junio de 2013 el Gobierno argentino ordenó retirar la estatua de Cristóbal Colón situada desde hacía décadas detrás de la Casa Rosada.
 
 
 
 
 
Y el 11 de noviembre de 2018 a las 12:00 del mediodía retiran a otro Mr. Cristóbal en Los Ángeles.
 
Y en Granada, el día que cumplí 34, le pusieron un buen pollón en la frente.
 
 
(Dicen que es el mismo,
pero a mí no me lo parece)
 
Y solo un mes después de que tuviese lugar el pequeño incidente de la polla, a ese mismo, lo disfrazaron de "indio".
 
 
Y el 12 de octubre de ese mismo año al monumento a Colón que hay en Valladolid, y que da nombre a la plaza en la que lo pusieron, le tiraron pintura roja.
 
 
También le tiraron huevos.
 
 
“¿Es que no saben respetar nada?”, preguntó una mujer de mediana edad mientras veía cómo un operario del servicio de limpieza del Ayuntamiento trataba de retirar los restos de pintura del conjunto escultórico.
 
 
 
Suerte que siempre hay alguien que viene y limpia.
 
 
Y quién sabe si para llamar la atención de hordas de turistas o para compensar tanta barbarie iconoclasta, el portavoz alterno de la delegación de mayoría en el Senado del municipio puertorriqueño de Arecibo, Ángel ‘Chayanne’ Martínez Santiago, ha dicho que está estudiando la posibilidad de construir un área de descanso desde donde se pueda visualizar el impresionante Monumento al Almirante Cristóbal Colón que comenzó a construirse en 1991.
 
 
En marzo de 2016 Felipe y Leticia son invitados para ser los padrinos de tamaña proeza escultórica aprovechando su visita al país. Llamaron por teléfono a los reyes para que cortasen la cinta. Desgraciadamente esto nunca ocurrió -al menos que sepamos- y finalmente la estatua fue inaugurada sin poder contar con la presencia de nuestros monarcas, a pesar de que la visita que tenían programada a Puerto Rico sí que tuvo lugar.
 
(Para ahorrarme la sintonía de centro de estética que acompaña al vídeo de la visita oficial, prefiero reproducirlo sin sonido y acompañarlo con el audio de este otro vídeo)
 
Suerte que siempre hay alguien que viene y limpia.
 
 
El encargado de diseñar la obra que nuestros reyes nunca inauguraron fue el escultor ruso Zurab Tsereteli y, para poder hacerse una idea de la envergadura de la estatua conmemorativa, bastaría con saber que si alguien se situara a un metro de distancia y comenzase a mirarla desde la base, tardaría, recorriéndola al detalle con la vista, 45 segundos hasta llegar al extremo más alejado de la vela del barco sobre el que navega Mr. Cristóbal. Lo mismo que tardaría esa persona en hacer el recorrido idéntico si se situase a un metro de distancia del Edificio Colón situado al final de las Ramblas de Barcelona, y comenzase a mirarlo desde su base hasta el techo del restaurante que hay en su terraza donde un bistec de ternera con salsa de setas cuesta 65€ IVA incluído.

Y que, obviamente, está bien pegadito al Cristóbal que pusieron en 1888 en Barcelona.
 
Sus 110 metros sitúan al edificio Colón barcelonés en el puesto 7 de 81 del ranking de los edificios más altos del área metropolitana de Barcelona. Los mismos 110 metros que sitúan a la estatua antes mencionada diseñada por el escultor ruso Zurab Tsereteli en el quinto lugar del ranking de las estatuas más grandes del mundo.

En el segundo puesto de este ranking está el Buda del templo de Primavera que está en el condado de Lushan en China. Mide 154 metros, pesa mil toneladas y costó más de 18 millones de euros.
 
 
La distancia entre el suelo y la uña de uno de sus dedos gordos es la misma que la altura media de cualquiera de los turistas que la visitan cada día. Los más bajitos tienen que ser aupados para conseguir tocar la base de la uña del dedo gordo de uno de sus pies.

Espero no olvidarme nunca del día que cumplí 34. Estaba en la playa con unas amigas. Compramos cervezas y unos flotadores.
Vinieron los hijos de mi amiga Lucía; su hija se llama como mi madre y su hijo se llama como yo.

De ese día espero no olvidarme nunca. El problema es que, a pesar de tener una melenita la mar de mona, nunca consigo acordarme del día en que Mr. Cristóbal se bajó del barco.
De esa fecha nunca me acuerdo y esa y no la otra es la que entra en el examen.
 
 

Turisteo

NEUROSIS DEL TURISTA
 
Lo mejor de viajar es ver como a esa recepcionista joven no le cuadra tu reserva en su plantilla. Sus dedos con uñas esmaltadas teclean muy rápido intentando averiguar qué pasa. Su rostro no se inmuta. Solamente los ojos dibujan líneas de texto que no suenan. La recepción está vacía de gente. Voy visitando de vez en cuando a mis maletas mientras el hilo musical de bienestar empieza a aflojar mi musculatura. La camisa de la chica está perfectamente planchada y sus pendientes van a conjunto con el pañuelo de seda que le han puesto en el cuello. En su cabeza rebota el sol que entra por las paredes de cristal. Debe ser muy agotador deshacerse diariamente de los 250mg de brillantina que aguanta su peinado. Alguien tendría que decirle que sonría un poco más, sus dientes son bonitos. Descuelga el teléfono, marca un número corto y levanta el dedo de la mano que le queda libre, clava su mirada en mis ojos y susurra “un momento” sin apenas moverse.

Ha llegado la directora del hotel. Nunca hubiera imaginado una chica tan joven dirigiendo un hotel. Debe tener la misma edad que la recepcionista pero aparenta mucho mayor, como si el cargo que ostenta le diera años de más regalándole respeto y autoridad. Me saluda muy cordialmente y agarrándose las manos me dice: “hemos sufrido un pequeño imprevisto en la planta 2, la de su habitación. No le comunicamos nada porque estaba previsto resolverlo esta mañana. No queríamos marearle. Aún así, los técnicos no han solucionado la avería de agua, es más grave de lo que esperábamos, y tengo toda la planta paralizada.” Mi cara focaliza en la boca de esa mujer preguntándome por qué tiene una voz tan ronca. Tendría que ir al foniatra o al logopeda, no se puede mentir a la gente con una voz tan ronca. “Sintiéndolo mucho y sabiendo que esto podía pasar, si le parece bien, haremos un traslado de su reserva a un hotel que está a 150m de aquí. Es un hotel de cuatro estrellas y el servicio es una maravilla. No modificaremos el precio de su reserva y usted podrá disfrutar de mejores condiciones. Le están esperando en recepción."

Así que mis maletas y yo nos despedimos de la recepcionista con perlas en las orejas y de la directora de la voz ronca. Adiós. Caminamos 150m hasta el siguiente hotel. En estos metros repaso el cuento que me han contado. "¿De dónde vienes tan agotada?" Me parece uno de los mejores cuentos que me han contado para justificar un problema administrativo y para deshacerse con glamour de un cliente cuando el hotel está en overbooking y tú has aceptado más reservas de las habitaciones que tienes. “Te están esperando, yo ya lo he solucionado todo.” “El hotel al que te diriges es mejor que este, por favor, no rellenes ninguna hoja de reclamación o nos pongas comentarios negativos en TripAdvisor.” Las sonrisas y las planchas pagan los buenos comentarios. También los caramelos en cuencos de cristal y los cafés gratis.

Efectivamente, en este hotel me están esperando con apuro en recepción, tienen el check-in listo y un joven muy joven latinoamericano me pide permiso para subir mi maleta destrozada por las escaleras de mármol y alfombra limpia. Mi maleta no va a conjunto con este espacio, por eso reservé en el otro hotel. En recepción, mientras el joven latino desaparece con mi maleta, un señor (bastante mayor) revisa rápidamente que mi DNI cuadre con los datos personales. Asiente con la cabeza, me devuelve mi carné y se apresura configurando esa tarjeta electrónica que ha pasado ya por más de 1200 manos.

Tercera planta, habitación 325. El muchacho está esperando en la puerta con mi maleta y cara de cansancio. Me abre la puerta con su tarjeta mágica y me invita a entrar. Paso yo primero, él viene detrás. Deja la maleta en la entrada, se despide amablemente y se va. La puerta se cierra cuidadosamente, ningún ruido puede impactar en la limpieza del espacio nuevo que huele a desinfectante y ambientador concentrado. La temperatura está demasiado alta, debe ser difícil ajustar todo un edificio diáriamente con lo rápido que cambian las temperaturas hoy en día en esta ciudad. Con el pliegue perfecto de las sábanas han conseguido que me olvide de que no estoy en el sitio que reservé. Cuelgo mi chaqueta dentro del armario. Yo nunca hago eso, pero aquí me parece todo más ordenado así. Todo indica que el único lugar donde puedo dejar mi chaqueta en armonía con el interiorismo de la habitación es dentro del armario. Me siento menos sucio haciendo cosas de gente rica como guardar la chaqueta de 20€ de segunda mano en un armario. La cama de matrimonio está perfectamente paralela a la pared de la ventana y las cortinas semiabiertas me invitan a descubrir qué paisajes se esconden detrás de ellas. Evidentemente, nada sorprendente. La ventana da a un patio interior que han embellecido con plantas dándole así aspecto de selva ordenada, de vegetación cuadriculada, de jardín en un patio.

En el baño descansan correctamente distribuidos los potecitos de limpieza personal: 75mg de producto líquido para la limpieza del pelo, el cuerpo y también para la hidratación post ducha. No tengo muy claro que el gel y el shampoo no sean lo mismo. A su lado, las toallas con una nota impresa que informa sobre el buen uso del agua y del servicio de lavandería. “Deje su toalla colgada si desea reutilizarla. Deje su toalla en el suelo para una nueva.” ¿En qué momento se me pide a mi como cliente que abandone el privilegio de tenerlo todo limpio y nuevo poniendo por delante la crisis de la sequía y el consumo responsable del agua? Si realmente quieres implicarte en el impacto de residuos y gastos que genera tu hotel limita las temporalidades de las duchas y no dejes opción al cambio diário de las toallas. Pero no me hagas creer que lo estoy decidiendo yo.
 
 
 
 
 
CREMA SOLAR
 
 
 
CRUCEROS
 
 
SALÓN DEL TURISMO
 
 
CÓMO SE CONSTRUYÓ BENIDORM
 
 
PEDRO SÁNCHEZ RETOMA EL TURISMO
 
 
CANCIÓN EL TURISTA UN MILLÓN NOVECIENTOS NOV…
 
 
 

Sirenas

 
 
 
 
 
 
 
 

Expo Piedras

PIEDRAS RECUERDO - INÉDITAS
 
 
Esta piedra proviene del sótano de la Sagrada Familia. La recogí en el año 2013, yo tenía 19 años. Iba con mi familia, era el cumple de mi padre y le regalamos una visita guiada por el interior del templo. Yo tenía muchas ganas de visitar el sótano, había leído que al principio de su construcción, para empezar a utilizarla, el sótano se utilizaba como morgue: acumulaban todos los cuerpos encontrados en la ciudad por asesinatos, suicidios u otros. Tenía entendido que en su momento solo estaba abierto para los familiares de los fallecidos que querían identificar el cuerpo, pero llegó un punto en el que lo abrieron al público, imagino que para sacarle provecho. Los cuerpos estaban separados de los visitantes por un gran cristal que ocupaba todo el espacio, y lo más curioso es que colocaban los cuerpos en unas lápidas de color blanco mirando al espectador. Cuentan que después de una revuelta podían pasar hasta 40.000 visitantes por la morgue; pasó a ser una atracción turística más.
Al llegar al templo me di cuenta de que el acceso al sótano no estaba permitido, pero si eres un poco espabilada es fácil colarse. Empecé a bajar por pasillos relativamente modernos hasta que llegué a la cripta, donde se ramificaban unas escaleras que bajaban hacia abajo. Me encontré un espacio enorme, con muy poca luz y columnas que atravesaban toda la sala. Estaba sucio y olía a humedad. Mucho eco y luego silencio. Habían algunos rincones en ruinas, se había desmoronado parte de la pared. Me di un paseo por el espacio y al ver que no había rastro de la famosa morgue, decidí volver arriba. Pero antes cogí una piedra de las muchas entre las ruinas y me la metí en el bolsillo.
 
Esto es un trocito de mi identidad. En Tarragona tenemos muchas de estas (la mayoría de ellas en el campo). Esta concretamente nos han dicho que es romana, romana de los romanos no de la gente de Rumanía. Digo que nos han dicho porque hace 60 años nadie sabía lo importante que era. Es amarilla, arenosa. Cuando le da la luz de la tarde coge un color indescriptible. Ese color es mi identidad.
Seguramente, hace 2000 años, esta formó parte de las gradas del circo de un gran imperio. Sintió el culo de algún humano excitado por los caballos o quizás por los aurigas (que son los señores que conducían los carros). Seguramente, pasó miles de años entre polvo y ruinas. Seguramente se levantó una casa, fue un trocito de muro de una casa (o de varias). Seguramente se calcinó. Seguramente su tamaño ha cambiado, con los años claro, con el uso y con las vidas. Seguramente alguien se cayó y se golpeó con ella.
Esta, no se lo digáis a nadie, pero se ha escapado. A sus otras las puedo contemplar y observar entre rejas (han puesto una valla muy grande a su alrededor). Un proyecto bastante guai ha recuperado esas antiguas gradas, que ahora dan a una placita. Pero después de 5 años en obras y con la plaza ocupada, van y solo nos las dejan mirar. Ahora nadie puede sentarse.

Esto es una mierda.
 
Aprovechando la escala en Irán, en el trayecto Barcelona- Malasia, visité a mi amiga Zahida, corresponsal del diario El Mundo. No tuvimos mucho tiempo para estar juntas pero me pudo enseñar una parte de su pueblo. Antes de llegar a su casa, pasamos por un campo de fútbol, todo arena, y vi que había muchísimas piedras en el suelo, de un tamaño muy parecido las unas a las otras. Zahida vio que miraba las piedras y me dijo: son de una lapidación que ha habido esta mañana. Me llevé tres de recuerdo.
 
 
PIEDRAS EN VENTA
 
 
Esta piedra estuvo en el estómago del perro de Francesco Maria della Rovere, sobrino del papa Julio II. Aquí está una pintura de él, aquí su perro. Este viaje por el estómago del perro de Francesco Maria le quita a la piedra un 75% de su valor dejándola a 7.531,87€ por la corrosión del ácido del estómago del perro.
A continuación, pueden observar un cuadro de Vittore Carpaccio del 1510, donde aparece el perro en cuestión.
 
Las partículas más antiguas encontradas en esta piedra fechan de 1285 a.C. y se sospecha que perteneció a Ramsés II lo que significa que (solo por sospechar) para los británicos la piedra vale 15.000€ de entrada.
 
Las segundas partículas más antiguas encontradas en esta piedra coinciden con los elementos de los muros de Troya. Por su forma ovalada pequeña y su peso ligero, se considera que fue usada en la guerra de Troya y por lo tanto se manchó de sangre sobre el 1190 A. C., lo cual la hace una piedra impura, y eso le resta un 25% a su valor quedando en un total de 12.750€.
 
Las siguientes partículas más antiguas detectadas en esta piedra coinciden con el polvo encontrado en las manos de Rómulo bajo la loba y con la mano tendida. Por este motivo la piedra asciende a una cantidad de 3.012.750€.
 
Esta piedra fue arrojada a Jesús de Nazaret en el año 33 D.C. Es por este motivo que la piedra baja su valor un 99%, quedando en un total de 30.127,5€.
 
Esta piedra protagonizó la Revolución francesa junto con 856.493 piedras más. Por ser una piedra fraternalista asciende su valor el 500% haciendo un total de 4.5191,22€.
 
Esta piedra se vendió como carbón para uno de los barcos de John Elder & Co. de Glasgow, Escocia, y llegó a América en 1886. Un médico la encuentra e inventa con ella la Coca Cola. Así que su valor asciende a 80.000 millones de euros.
 
 Esta piedra es del Terremoto de Bali (Indonesia, setiembre 2019).

Precio: 9.000€
 
 Esta piedra es de la Tower 2 - World Trade Center (Nueva York, 11 setiembre 2001).

Precio: 50.000€
 
 
 Esta piedra es de la exhumación de Francisco Franco - El valle de los Caídos (Madrid, 24 de octubre 2019).

: 30.000€
 
 
Esta piedra fue veterana del Vietnam y ahora es presidenta de los Estados Unidos. Su precio es de 0€ y se ofrece recompensa a quien quiera quedársela.
 
 
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat
Registrarse





... ...